Inicio Fichas técnicas de los Productos Sistemas de Aplicación

El saneamiento de herrumbre en hierro o acero implica dos aspectos:

  • Terminar con el proceso de la corrosión
  • Proteger la superficie contra ataques futuros

Todo esto se soluciona con el

 

Los pasos a seguir para el saneamiento de herrumbre siempre son los mismos:

  1. Preparar la superficie del metal adecuadamente
  2. Sellar y neutralizar los restos del herrumbre
  3. Usar un recubrimiento que resiste a las influencias nocivas del medioambiente

Hay varios sistemas para proteger metal ferroso contra el herrumbre, siempre con el objetivo de evitar que el metal se ponga en contacto con humedad y oxígeno, lo cual provoca la reacción química de la corrosión, formándose ácidos. A continuación, estos ácidos se comen al metal ferroso, expulsando hacia la superficie exterior el óxido de hierro = herrumbre, que se forma durante el proceso.


La mayoría de estos sistemas o pinturas contra el herrumbre, en verjas, puentes, coches, ferrocarriles, barcos etcétera funcionan bastante bien en soportes nuevos, pero tienen una gran desventaja: necesitan un soporte extremadamente limpio, ya que no sirve para nada solamente cubrir la superficie; el proceso químico sigue debajo. Por eso, normalmente no se admite ni una huella de herrumbre ni de sal ni de humedad en el material para tratar. Lamentablemente, el hierro que se ha limpiado a tope con por ejemplo chorro de arena, coge herrumbre otra vez dentro de 20 minutos (!), expuesto a un medioambiente agresivo como al lado del mar. Así resulta bastante difícil hasta imposible tratar metales ubicados al lado del mar, en barcos etcétera.
Desde hace poco tiempo hay un material que evita estos problemas completamente, porque no precisa que se saque todo el herrumbre del metal para tratar: el sellador de herrumbre BOB. Se trata de una resina de poliuretano, que sella el herrumbre existente en lugar de cubrirlo. El proceso del sellado funciona por una transformación química: la humedad y el oxígeno contenido en el herrumbre se convierten en CO2, que se evapora. El oxígeno y los ácidos restantes se ligan, encapsulándose. Así el proceso de la corrosión se para completamente y para siempre. BOB es tan líquido, que penetra los capilares hasta la superficie del metal sano. Esto incluso funciona a través de pintura existente.


(1) Preparar la superficie del metal adecuadamente

Este primer paso es el más importante de todos. Cuando la base no está bien preparada, no se puede pegar ningún tipo de protector o de pintura suficientemente. Para aplicar el sellador de herrumbre BOB siempre se necesita un soporte:

  • firme
  • limpio
  • seco o ligeramente húmedo
  • desempolvado
  • sin partes sueltas
  • sin sustancias separadoras como grasas, Teflón, siliconas etcétera

Para cumplir estas exigencias, primero hay que limpiar el metal en todos los casos,  de polvo, de suciedad, y de sustancias separadoras como grasa y pinturas con carácter repelente. De todas formas, hay que sacar todas las partes sueltas del herrumbre o pinturas viejas, que se despeguen. Este trabajo se hace con una brocha metálica o con una máquina de chorro de arena. También hay máquinas que trabajan con agujas de acero.

¡No es necesario sacar todo el herrumbre, sino sólo las partes sueltas!


(2) Sellar y neutralizar los restos del herrumbre

BOB se puede dar en hierro, acero, zinc (galvanizados), cobre, latón y otros metales que no contienen hierro.

En la superficie preparada se dan con una brocha dura una o dos manos de ~40 µm del BOB, esperando aproximadamente 1 hora entre ellos. Si BOB se da con pistola, hay que diluirlo con un 5% de Nitro. La cantidad exacta, que se va a gastar no se puede calcular antes de saber cuanto material va ser absorvido. Esto depende de la porosidad del metal. De todas formas basta, cuando la superficie tiene un aspecto igualmente satinado sin sitios mates ni manchados.

No se recomienda dar más de 2 manos, lo que pudiera resultar en una adhesión limitada.

¡CUIDADO! BOB se endurece por la asimilación de humedad. Por eso, no se puede dejar el bote abierto. Es muy recomendable, abrir el bote, sacar inmediatamente la cantidad del material, que se va a usar dentro de media hora y volver a cerrarlo enseguida.

A continuación (entre 1 hora y máximo 8 horas después de la última mano del BOB) se da el primer (fondo) a base de resinas de epoxi de dos componentes ANTORIT EPOXI. Este material es extremadamente denso y completamente estanque con un efecto anticorrosivo en metales. Sobre todo rellena los poros del herrumbre sellado y garantiza así una superficie lisa y homogénea. Se usa incluso en embarcaciones de cualquier tipo y materiales (madera, fibra, acero o aluminio) para encima o debajo de la línea de flotación. Una vez vencidos las 8 horas después de la última mano del BOB, hay que lijar la superficie con papel de lija grano 80.
En barcos, debajo de la línea de flotación o siempre cuando el material esté sumergido bajo agua para siempre, se dan 2 manos del
ANTORIT EPOXI, en todos los demás casos basta 1 mano. Hay que esperar entre las dos manos o antes de dar la pintura final 8 horas. Pasados los 5 días, hay que lijar la superficie con papel de lija grano 80.
Los 2 componentes del
ANTORIT EPOXI tienen que mezclarse muy debidamente (>3 min.) en el bote grande. A continuación, el material tiene que hacer una reacción química durante 30 min. Después, se mezcla otra vez y ya se puede dar, para lo que quedan 8 horas. En caso de diluir el material para darlo con pistola, se usa exclusivamente (!) el Disolvente 990 (5-10%). También se puede dar con brocha o rodillo.

Teóricamente, en casos ligeros solamente, se pudiera ahorrar la aplicación del
ANTORIT EPOXI y pasar enseguida a dar el barniz de poliuretano DD encima del BOB. Advertimos, que este 'ahorro' no está en concordancia con el Sistema Anticorrosión para Metales y por eso no lleva garantía ninguna.


(3) Usar un recubrimiento que resiste a las influencias nocivas del medioambiente

Las influencias del medioambiente atacan cualquier clase de barniz diariamente: el cambio de la temperatura, los rayos ultravioleta del sol, la sal del mar, emisiones tóxicas de fábricas y coches, lluvia ácida etcétera.

Cualquier barniz de saneamiento para metales, que sea durable y fiable durante muchos años, especialmente en Canarias y Cuba, tiene que cumplir las siguientes condiciones:

  • Muy resistente al agua
  • Muy resistente a los rayos ultravioleta
  • Muy resistente a la sal
  • Muy resistente a las influencias nocivas del medioambiente (ácidos y lejías)
  • Muy resistente al frotamiento y tenaz

El barniz, que cumple todos estos requerimientos es un producto a base de poliuretano de 2 componetes para embarcaciones profesionales: Barniz DD. Es brillante y se consigue en muchos colores.

Siempre se dan 2 manos, al esperar 6 horas entre ellas. Una vez vencidos los 2 días después de la última mano del Barniz DD, hay que lijar la superficie con papel de lija grano 80.

Los 2 componentes del Barniz DD tienen que mezclarse muy debidamente (>3 min.) en el bote grande. A continuación, el material tiene que hacer una reacción química durante 15 min. Después, se mezcla otra vez y ya se puede dar, para lo que quedan 8 horas. En caso de diluir el material para darlo con pistola, se usa exclusivamente (!) el Disolvente 990 (5-10%).


El
Sistema Anticorrosión para Metales está comprobado en Alemania y en España: por ejemplo en la gran torre de transmisiones de Berlin como en unos cuarteles en Canarias.


NOTA:
El mejor material del mundo, sólo lo será si lo aplicas correctamente.

YaYa Materiales, SLU - NIF B38656617 - ES-38750 El Paso - Cno. de La Era, 16

San Miguel de La Palma (TF) - Islas Canarias - Tlf.: (+34) 922.485.450 - Fax: 922.486.206 - eMail: - Powered by: IT La Palma